El tantra y la energía sexual

356 0 0
Tantra y sexo
Home Blog El tantra y la energía sexual
Published on Noviembre 7, 2016

En occidente siempre asociamos el tantra al sexo, al disfrute del placer sexual  cuando lo cierto es que eso es sólo una parte del tantra, que en realidad tiene que ver mucho con la energía, tal y como hemos visto ya en muchas ocasiones.

Si te pones a pensar, tú que me estás leyendo no dejas de ser energía sexual de tus padres, una energía que te creo tanto a ti como a tus hermanos, si los tienes. Tus padres son energía sexual de tus abuelos y así hasta el infinito.

No hay que reprimir la energía sexual

Como podemos comprobar, la energía sexual de la cual nos habla el tantra es la energía que nos da la vida a todos. Por eso, ¿por qué reprimir esta energía que es la que da la vida?

Esto no lo han entendido muchas religiones, como la católica en España, que lleva siglos reprimiendo la energía que es la que nos da la vida a todos, una energía que no puede ser reprimida, pues de serlo no habrá vida.

Esa represión de la energía se enseña aún en muchos lugares, de manera que luego crean problemas cuando las personas son adultas, puesto que al final se reprimen en cuanto al sexo o tienen muchos problemas al practicarlo, problemas que no deberían existir pues el sexo es algo natural.

Un ejemplo de esta represión la tenemos en los adolescentes, muchos de los cuales terminan avergonzados tras su primer encuentro sexual, como si hubiesen hecho algo malo, algo que debería preocuparles.

Esos adolescentes crecerán y se convertirán en adultos con problemas sexuales, problemas que afectarán a su vida y a su salud, y que en muchos casos tendrán que solucionar por vía médica, si es que pueden.

El tantra puede ayudar en estos casos

El tantra enseña que el sexo no es nada malo, que es algo natural que no hay que reprimir, pero tampoco exaltar, puesto que en nuestra sociedad hemos pasado en pocos años de reprimir a la hipersexualización, aunque lo cierto es que ambas tendencias perduran.

Como veis, no hay una forma sana de relacionarse con el sexo ahora mismo, de ahí que el tantra sea cada vez más importante y debería estar presente en nuestras vidas, para enseñar a vivir el sexo de forma natural, una forma que ya no existe por las prisas y sobre todo por el porno, cine que los jóvenes consumen creyendo que el sexo es igual que el que ven en estas películas.

El tantra lima las aristas

Podemos decir que el sexo en la actualidad está lleno de aristas punzantes que nos hacen daño, tanto por la represión como por la hipersexualización. El tantra ayuda a limar las aristas, a devolvernos a un sexo natural, del que no hay que avergonzarse y que se puede practicar con calma.

Y es que la calma es otra de las enseñanzas del tantra. Vivimos demasiado deprisa, de ahí que en muchos sectores haya movimientos que claman por la vida tranquila, por dejar el estrés a un lado, y el tantra puede enclavarse dentro de esos movimientos, aunque ya existe desde hace milenios.

Con el tantra vamos a aprender a manejar la energía sexual como se debe, teniendo en cuenta que esta energía es muy valiosa y no hay que gastarla de manera inútil, pues como hemos dicho al principio, la energía sexual es la que da la vida.

Así, del tantra puedes esperar muchas cosas, pero quizá la más importante es que te devuelva una forma de practicar el sexo más natural, sin las prisas de hoy en día, lo que deriva en disfrutar más.

Muchas personas se acercan al tantra buscando posturas imposibles para paliar la monotonía en la pareja, pero lo cierto es que la enseñanza más importante que van a obtener es que en el sexo no hay prisa.

Todo se hace despacio, con calma y en un ambiente adecuado, un ambiente que contribuya a que la energía fluya como debe, del chacra principal a los demás, energía que recorre el cuerpo y que es la que en realidad da el placer, pues a diferencia del orgasmo, que es una descarga corta, esta energía que surge de los chacras da placer durante mucho tiempo.

Category :  Blog
Tags :